Iggy Pop – Lust For Life


“Aquí viene Johnny otra vez con el licor y las drogas y la máquina de carne”

La lujuria por la vida es un lema que acompañó desde el principio a Iggy Pop, esa lujuria le dio fama pero también consiguió que al principio de su carrera lo despidieran por exceso de emoción. Todavía era parte de The Stooges cuando en 1971 el sello Elektra los botó por la falta de interés del público y la creciente adicción a las drogas de varios integrantes del grupo, además que Pop continuamente realizaba actos que desafiaban a la muerte y que creaban crisis nerviosas a más de un ejecutivo. El grupo ni siquiera luchó y se desintegró.

Después de un intento frustrado por reunirse con The Stooges, Iggy vivió un tiempo como vagabundo en las calles de Hollywood y finalmente se internó en el Instituto de Neuropsiquiatría de Los Angeles. Durante su estadía en el hospital un sólo amigo lo visitó: David Bowie. En cuanto Iggy fue dado de alta, Bowie lo incluyó en su gira Station to Station y se lo llevó a Berlín a finales de 1976 para que lo apoyara en la grabación de sus discos ‘Low’ y ‘Heroes’. Como gran fan de The Stooges, David Bowie protegió a Iggy Pop e intentó convertirlo en un cantante solista porque tenía fe en él, pero la verdad es que también necesitaba un conejillo de indias para experimentar con los nuevos sonidos que traía en la cabeza.

En esa época Bowie estaba sumamente interesado en la naciente música electrónica europea, especialmente en Kraftwerk y Can, por lo que en cuanto Iggy Pop firmó un contrato con Virgin inmediatamente surgió la idea de llevarlo hacia esa dirección. De esos experimentos salieron los discos ‘The Idiot’ y ‘Lust for Life’, este último definitivamente revivió a Iggy Pop y lo colocó en un nuevo pedestal donde su lujuria era bien aceptada.

Durante la década de los 60, Iggy Pop había llevado a través de The Stooges una visión de la alineación, la misantropía de los jóvenes adultos y había creado himnos sobre el aburrimiento, el dolor y la furia, sin embargo con ‘Lust For Life’ finalmente dio el paso que el sopor de las drogas le había impedido dar. ‘Lust For Life’ tenía un sonido orientado hacia el pop-rock, pero aún así mostraba la rebelión y la desesperación que Iggy sentía al sumergirse en los “elementos de la jungla urbana”.



El título de la canción lo indicaba todo, era un mensaje de un sobreviviente que, al parecer de muchos, había agarrado como Biblia el libro ‘The Ticket That Exploded’ de William Burroughs. De ahí salió gran parte de la letra, aunque Iggy no lo ha declarado abiertamente, pero al menos la frase “No más licor y drogas golpeando mi cabeza” suena bastante similar a todo lo que escribió ese junkie.

El trepidante ritmo de la batería, que se mantiene en alto a lo largo de la canción, es el primer gancho que lanza ‘Lust For Life’. El sonido es memorable y por muchas razones ha sido imitado a lo largo de los últimos 27 años. La letra de Iggy Pop es fuerte, refleja la fiereza de un sobreviviente que ha visitado el fondo sin ser consumido, de eso trata toda la canción: lo que no te mata te fortalece.

Además de la influencia de Kraftwek y Burroughs, a lo largo de ‘Lust For Life’ es evidente la presencia de David Bowie en el piano, la producción y la composición de la canción, pero eso no le quita ningún merito a Iggy Pop ya que nadie hubiera podido interpretar mejor esa furia contenida y que ahora era liberada en un periodo en que se encontraba “limpio”. Ese fue el inicio de la nueva vida de Iggy Pop, seguía la lujuria furiosa pero ya no existía la automutilación.




'Lust For Life' - Iggy Pop
Incluida en el disco 'Lust For Life' (1977)
Escrita por: David Bowie, Iggy Pop
Duración: 5:13

0 comments:

Publicar un comentario

 

Pride, Zemmoa y La Marketa

Encuentro de Mujeres en la Industria Musical



Sobre Karipunk

Brat Girl